Tema

18. Principio de presión automática o mecánica

Es la presión que se ejerce de forma automática. Esta presión solo la ejerce la máquina de espresso por lo que nos vamos a centrar en esta para explicar mejor. 

La máquina de espresso está formada por unas calderas que calientan el agua con la que prepararemos y también usaremos para una ducheta para el agua, y una o dos lancetas para el vapor.
Lo primero en lo que pensaremos es en la fuente de agua, puede ser una reserva de agua limpia, pero si se usará con mucha frecuencia, es preferible que esté conectada directamente a una tubería. Al momento de preparar cualquier café siempre debemos ser muy conscientes del agua que estamos usando, y para esto se recomienda que el agua que se usa para la máquina de espresso pase primero por un filtro que a su vez lleva el agua hacia la bomba.

Slayer espresso machine

La bomba eléctrica hará que el agua se divida por medio de dos tuberías, incrementando la presión, una de estas tuberías llega hasta la caldera principal, que es la que abastece de agua y vapor la máquina, así mismo manteniendo el agua caliente por encima de 100°C, la segunda tubería lleva el agua a los intercambiadores de calor, puede ser uno o varios, dependiendo de la cantidad de grupos que tenga la máquina, por cada grupo hay un intercambiador de calor. Estos intercambiadores de calor mantienen el agua máxima a 93°C que es la temperatura con la que debemos preparar nuestro espresso. Tengamos en cuenta que estas temperaturas varían dependiendo el lugar en el que te encuentres, la presión y la temperatura del ambiente.

El intercambiador de calor se abastece de agua, la calienta y luego la lleva a una mini caldera que tiene cada grupo, el agua debe estar en constante flujo entre el intercambiador de calor y la caldera, tanto para mantener la temperatura ideal a 93° como para mantener la presión. Una vez en la caldera, cuando activamos nuestra máquina, el agua pasa a través de un canal mucho más estrecho, esto ayuda a que la presión incremente y se mantenga, si abrimos las duchas de los grupos sin tener el portafiltro con el café, la presión del agua va a ser menor a nueve bares, pues pierde fuerza en el camino, pero cuando ponemos el portafiltro con el café, al no tener vías de escape, la presión crece a un máximo de 9 bares, que es la cantidad de presión con la que debemos extraer nuestro café.

Preparación:

  • Lo primero que vamos a hacer es agarrar nuestro portafiltro y purgar la máquina activando la ducha del grupo. 
  • Colocamos en el portafiltro el café preferiblemente recién molido. Para espresso debemos usar una molienda muy fina, para que la presión del agua pueda recorrer cada una de las partículas y extraer todo el sabor rápidamente.
  • Distribuimos bien el café en todo el filtro, y tampeamos con ayuda de un tamper para compactar lo mejor posible nuestra pastilla y su extracción sea mejor.
  • Colocamos el portafiltro en el grupo e inmediatamente accionamos el botón para iniciar la extracción. Una vez accionemos el botón colocamos la taza debajo.
  • El café debe demorarse entre 3 y 5 segundos en empezar a salir y su flujo va cambiando a medida que pasa el tiempo. Esperamos unos 25 a 30 segundos, y ya tenemos nuestra bebida, intensa balanceada y cremosa. 

Una vez reconocidos todos estos métodos y su funcionamiento, es hora de analizar su preparación más a fondo, por eso en el siguiente módulo te enseñaremos cómo escoger la receta ideal, la cantidad de café y agua, las temperaturas y tiempos con los que puedes empezar a diseñar tus recetas para todos estos métodos.

Tema desarrollado por: Valeria Camargo Piedrahita

Copyright © 2016

Speciality Coffee College Reservados todos los derechos Aviso legal